fbpx

Comprar violín de inicio: Consejos y ayuda

violin para estudiantes

Cuando piensas en un instrumento de cuerda, aparte de la guitarra, seguro que se te viene a la mente el violín. Es normal porque se trata de uno de los instrumentos musicales más populares del mundo.

Y si has elegido el violín para iniciarte en el mundo de la música, enhorabuena. Porque se trata de un instrumento maravilloso al que le acabarás tomando un cariño especial.

Cierto es que no es el instrumento más fácil de tocar, ni de lejos. Pero sí uno de los más completos.

Se trata de un instrumento pequeño, de cuerda frotada y con muchos detalles que debes tener en cuenta para que su uso sea cómodo y sencillo.

¿Te gustaría saber qué debes tener en cuenta antes de comprar tu primer violín? Pues te lo contamos.

Partes del violín

Durante toda esta entrada, hablamos en todo momento de que el violín es un instrumento pequeño, pero también podrás comprobar que está compuesto de muchos detalles que lo hacen muy especial.

Ponemos el instrumento de pié y empezamos a mostrártelos todos de arriba a abajo.

partes del violin
partes del violin

En la parte más alta del violín nos encontramos con la voluta, justo por encima del clavijero, que se compone de las clavijas de La y de Mi a la derecha y Re y Sol a la izquierda, de arriba a abajo respectivamente. Estas 4 clavijas son las encargadas de afinar las 4 cuerdas que componen el violín.

Si seguimos bajando, nos encontramos el mango o diapasón (lo ideal es que sea de madera de ébano).

Para por fin llegar hasta la tapa armónica o “cuerpo”, lo que le da esa forma tan característica, la silueta del violín, y que está compuesto por el arco superior, el arco central y el arco inferior.

Un detalle a tener muy en cuenta es una apertura característica de los violines, situada en la tapa armónica y conocida como oído en Efe. Ésta le da mayor o menor potencia a su sonido dependiendo de su tamaño.

Y por último, en la parte más baja del violín, nos encontramos con la barbada y la almohadilla, que no son más que elementos que harán que tocar el violín sea los más cómodo posible.

Las barbadas, son las piezas que se colocan en el cuerpo del violín y que será donde colocarás la barbilla al tocar. Lo ideal es que sean de madera, pero también las hay de plástico.

En cuanto a la almohadilla, se trata de una pieza que sujetaremos a la parte baja del violín y que utilizaremos para descansar el instrumento sobre nuestro hombro. Aquí buscaremos una doble función. Por un lado, que sea lo más estable posible para evitar que se caiga o que se desplace mientras tocamos y, por otro, que su sujeción con nuestro violín tenga la menor superficie de contacto para que su influencia sobre el sonido sea la menor posible.

Estas, a grandes rasgos, son las partes que componen la estructura del violín. Si necesitas más detalle de cualquiera de ellas o de otras que no hemos mencionado, deja un comentario y te explicamos con más profundidad ?.

El violín y sus accesorios

Ahora que conoces las partes más importantes del violín, llega el momento de que te hable de sus accesorios o complementos necesarios para tener el instrumento “completo”.

Estamos hablando del arco y un maletín o estuche.

Si hablamos del arco, el tamaño de éste va en función, como es lógico, del tamaño de violín que estemos usando. Si entráramos en detalle a analizar las partes del arco daría para otra entrada completa, ya que es una parte importante en la producción del sonido.

Sólo diremos que se debería tener en cuenta su peso, que esté bien equilibrado, su curvatura y sus materiales (los más baratos suelen ser de fibra de vidrio o fibra de carbono). Consejo: es mejor un buen arco de fibra de carbono que un mal arco de madera, tenlo siempre presente.

Pero como en esta entrada hablamos de los violines para principiantes, lo recomendado en estos casos es que el alumn@ compre un set de violín completo.

Estos set ya vienen con todo lo necesario para tocar, aparte del propio violín, cuenta con el arco, el apoyo para el hombro y un maletín o estuche, ideal para un transporte más cómodo y para una correcta conservación y mantenimiento del mismo.

Tamaño del violín

Como ocurre en muchos instrumentos de cuerda, existen varias medidas de violines que van desde 4/4, que corresponde al tamaño “completo”, hasta el más pequeño 1/16, pasando por 3/4, 1/2, 1/4 y 1/8.

Un apunte, un violín de 1/2 no quiere decir que sea la mitad de grande que un 4/4, sino que será un 12% más pequeño.

Estamos ante un instrumento que va a requerir de mucha técnica para tocarlo de la manera más adecuada. Por lo que la elección de su tamaño es un aspecto primordial.

Dependiendo de quien vaya a utilizar el violín, debe comprar uno u otro tamaño, atendiendo a su estatura. Me explico.

Si el que va a usarlo es un adulto, lo normal es que necesite un violín de tamaño 4/4. Nada más que añadir.

Lo complicado viene con los niños.

Dada su complejidad, no es raro que los pequeños comiencen a aprender a temprana edad. El problema es que aquí no podemos clasificar por edades, sino por tamaños. Por lo que únicamente nos fijaremos en las medidas del peque para elegir uno u otro.

Y, ¿en qué medidas me tengo que basar para elegir el violín idóneo?

La respuesta corta es que tengas muy en cuenta la opinión de tu profesor/a. Ya que su experiencia hace que rápidamente pueda aconsejar la medida óptima para que el aprendizaje sea el correcto. 

La respuesta larga es que el/la pequeñ@ debe coger el violín en la misma posición que va a tocar y, al extender el brazo con el que sujeta el mástil, debe cubrir por completo la voluta con la mano.

Si, en esta posición, el brazo forma un ángulo de 90º aproximadamente, el tamaño es el adecuado. Un consejo, no utilizar un tamaño demasiado grande para intentar alargar la vida útil del violín, porque el/la niñ@ tendrá dificultades para avanzar en su aprendizaje e incluso puede tener problemas de lesiones.

Conclusión

Una vez analizado todos estos puntos, cuando buscamos comprar un violín de inicio o para principiantes, lo normal es que nos fijemos en un violín barato.

Y si buscas un violín económico, lo normal, es que no tenga una gran calidad de acabados, ni materiales, ni siquiera de construcción.

Dicho esto, nuestra recomendación es que no elijas tu violín sólo por el precio, sino que exijas un mínimo de calidad en los accesorios, en su ajuste, estabilidad, materiales, etc.

No habrá mucha diferencia en cuanto a precio pero obtendrás un salto cualitativo muy importante. Ya no sólo por la calidad del propio violín, sino porque tu aprendizaje se verá gratamente afectado.

Fíjate sobre todo en la calidad del cordal y las clavijas, que el puente tenga un grosor, curvatura y altura adecuadas. Elige un buen arco y pide siempre a un profesional que te haga un óptimo ajuste de tu violín.

Créeme que para el/la alumn@ que empieza, esto es súper importante.

En cualquier otra cosa que pueda ayudarte, déjame un comentario y te respondo lo antes posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.